Vestirse como una puta

Hay pocas cosas que una señorita adore más que el proceso de prepararse para salir. Nos duchamos, hidratamos, nos aseguramos de que nuestro pelo está perfectamente liso antes de ondularlo, y nos maquillamos impecablemente. Sin embargo, nada es más duro que afrontar la última pregunta de cada fin de semana noche.

“Mmmm ¿Qué me pongo esta noche? Ugh, ¡no tengo ropa!”

(Nota: La última frase siempre se dice, sin importar cuántas veces hayamos ido de compras esa misma semana. Inevitablemente acabaremos encontrando algo que ponernos, porque de todas formas, cualquier trapito nos queda genial.)

¿Pero porqué pasamos tanto tiempo pensando en qué nos vamos a poner en vez e emplear nuestro tiempo en hacer otras cosas? Es porque vestirnos implica hacer equilibrios en la crucial linea entre ser elegante y clásica y parecer un putón verbenero. ¿Cuánta es la superficie de mi perfecto cuerpo que puedo enseñar sin ser confundida por una de las de Eliot Spitzer?

¿El papel higiénico me hace gorda?

Si eres una Queen Bee, ya deberías saber el secreto de vestirse como una puta. El arte de vestirse provocativamente es como intentar evitar una multa por velocidad excesiva mientras conduces todo el rato a 150 por la autopista. Al igual que tu meta debe ser ir tan rápido como puedes sin ser la loca que se pasa por el forro 3 violaciones de las normas de tráfico, una verdadera señorita sabe cómo optimizar la exposición de carne sin tener que soportar un aluvión de críticas por ser la más guarra del bar.

Vestirse como una puta empieza a principios del instituto. ¿Te acuerdas de cuando compraste tu primer tanga para que no se notara la ropa interior con tus primeros vaqueros pitillos súper ajustados? Ese fue solo el comienzo. Según va pasando el tiempo, nuestros esfuerzos para vestir como putas (mientras seguimos manteniendo nuestra clase, por supuesto) son más concienzudos cada año que pasa. Pronto las plataformas se transforman en stilettos de 12 centímetros y empezamos a comprar tops dos tallas más pequeñas. Con mucha clase, sí señor.

Hoy en día, se lo debemos todo a Zara y H&M por traer la “bandage skirt” a las masas que no se pueden permitir Herve. La falda estrecha de talle algo hizo lo que el bigote de estrella del porno a nuestros padres en los 70: conseguirnos un polvo. Esa falda hace que vestirse como una puta sea la única manera de vestirse.

Por supuesto, desde que las señoritas lo convertimos todo en una competición, la moda no es una excepción. Cada noche hay una competición sibilina sobre quién está más buena en su traje de zorra sin llegar a ir completamente desnuda. Desde que éramos meras Señoritas-en-formación, ver a Cher de Fuera de Onda romperlo con su interminable colección de minifaldas de cintura alta, hemos esperado el día en que poder hacer nuestros propios “crop tops”…aka camisetas que parecen como si hubieran sido hechas para alguien del tamaño de un niño de 9 años. Si bien algunos podrían decir que esta es una moda extraña, las señoritas sabemos la verdad sobre las camisetas enseña ombligos: tapar la barriga es para profesoras de gimnasia lesbianas y para gordas.

Ahora bien, señortias, hagamos una importante distinción. Vamos a hablar de la diferencia entre parecer una puta y ser una puta. Tengamos en cuenta que hay una diferencia muy grande entre vestir como una puta….y vestir como una PUTA. La idea es mantener un nivel decente de dignidad mientras simultáneamente haces que tu padre se lamente del día que se le ocurrió reproducirse. Mientras que las tetas de una guarra son más evidentes que Perez Hilton, y está solo a un trago de subirse a la barra y empezar a quitarse la poca ropa que lleva, la zorra encubierta sabe perfectamente cómo jugar sin ser obvia. Lo parte con su vestido de un hombro al descubierto, como un profesional, enseñando la justa cantidad de perfectos muslos como para poner a todas las demás mujeres del bar MUY celosas.

Ser una puta = medias de rejilla bajo un vestido que ha sido meticulosamente recortado para que quede medio milímetro de largo por debajo del culo.

Puta encubierta= llevar tejanos tan apretados que práctiamente tienes que hacer una rutina de gimnasia rítmica para salir de ellos.

Recordad, ir vestida como una puta no significa que puedes ir y tirarte a todo lo que se menea cuando te de la gana. Tienes que hacerlos currárselo. El conjunto de putilla puede ser una buena “preview” de lo que hay ahí, para que el chico pueda caer rendido a tus pies y convertirse en tu esclavo un par de semanas, hasta que te decidas. Como decía Beyoncé “si lo tienes, enséñalo”. Y si no lo tienes, siempre podrás asaltar el armario de tu amiga gorda para robarle una faja y un vestido burbuja.

14 comentarios en “Vestirse como una puta

  1. Pingback: La marimacho « Escuela de Señoritas

  2. solo los verdaderos hombres sabemos respetar a las mujeres, toda mujer merece ser respetada sin importar como se vistan o como sean.

    las mujeres se pueden vestir como ellas quieran igual merecen ser respetadas y nadie tiene porque mirarte ni molestarte ni piropearte ni mucho menos tocarte, respeta a las mujeres.

    las mujeres NO tienen la culpa que algunos hombres sean mañosos es injusto echarles la culpa de eso.

    las minifaldas NO provocan a los hombres, todo esta en la mente de los hombres.

    • Cómo se nota que eres una chica, o un gay. Pero da igual lo que seas. Nosotras tenemos derecho a vestir como queramos, dentro de un orden social en el que vivamos, al igual que hay que asearse, peinarse, depilarse-afeitarse, y mantener una conducta adecuada con el círculo social en el que vivamos. A mí me gusta vestir decente, y me molesta mucho que nos coman la cabeza con la moda que diseñan cada año. Porque soy una mujer, soy un SER HUMANO, NO UN OBJETO SEXUAL. Quiero que se me trate como ser humano inteligente, y quiero ir vestida sin tener que estar cada año preocupada por no encontrar ropa que no sea transparente al trasluz, o que vaya enseñando algo que no quiero que vea nada más que el chico de mi vida. Así que por favor, mujeres del mundo, dejemos de ser un objeto sexual. Pero claro, las celebritis ganan dinero por derechos de imagen y venden lo que haga falta, y las demás a seguirlas, y como se ha dicho aquí, a competir en ver quién es la que está más buena. Luego queremos que se nos trate como seres inteligentes, pero nosotras mismas nos hacemos de respetar al valor de un objeto. Tenemos lo que hemos creado. No por putas, sino por tontas.

  3. las mujeres usan minifaldas y short porque las piernas necesitan de los rayos solares de aire fresco por comodidad por salud por estetica para sentirse bien consigo mismas autoestima y nadie tiene porque mirarte, ni molestarte ni piropearte ni mucho menos tocarte, respeta a las mujeres.

    se debe respetar la forma de vestir de cada persona porque el habito no hace al monje la ropa no hace a la persona la moda no incomoda.

    solo los verdaderos hombres sabemos respetar a las mujeres, toda mujer merece ser respetada sin importar como se vistan o como sean.

    las minifaldas NO provocan a los hombres, todo esta en la mente de los hombres.

  4. Una pregunta. ¿Tu blog es en joda o es serio? ¿Si tanto defiendes el derecho a vestirse como puta, por qué no nos dices a las gordas y a las profesoras de gimnasia lesbianas como hacerlo? Y otra cosa, ¿tú lo que quieres son polvos? ¿Jugar con los chicos? Ellos también son seres humanos, no sé si te diste cuenta. Después de un rato, el juego CANSA. Aunque si estás segura de que después de una noche no los vas a volver a llamar ni nada de eso pues allá tú…
    El post me recordó a una chica de mi curso que se viste como puta, cada fiesta a la que vamos me sorprende como puede “reputizarse” más. Tiene buen cuerpo, tengo que admitirlo. Y otra cosa JAMÁS la vi con novio(ejem, ejem, puros polvos).
    Tengo 15 años y a las fiestas voy con vestido COMO CORRESPONDE(si es formal, por supuesto) y si no es tan formal voy con una remera suelta y jeans o calzas. Si se me ven un poco los senos ya pienso “debería taparme, no será que un chico crea que soy algo que no soy”. Esta chica fue a una fiesta de 15 con una mini lisa, corpiño negro y remera negra transparente. Y a una fiesta informal con una manta(remera eso no era) y al costado se le veía la espalda de perfil y un corpiño blanco.
    ¿Notan la diferencia?

    Atentamente, alguien que espera que todo esto sólo sea una burla a esta clase de personas.

  5. No se, si una tipa le gusta vestirse con faldas cortas y ropa de marca, obviamente creeré que es una hueca que no agarra un libro que no sea mas que para mejorar su postura, y por que? quien sabe, quiza me crié con prejuicios o la respuesta estará en que la sociedad consumista amolda a la gente como desea. Pero si , soy todo lo contrario a femenina y aun asi uso vestidos y cosas con florcitas y corazones teniendo casi 18 años, lo que creo es que aun asi esas huecas tienen el derecho de ser respetadas como persona pero aun mas que eso, creo que depende de las intenciones que busque a través de su forma de vestir.A ver que si a mi me da ganas ando en boxer o sin brasier dentro de mi casa o de alguna amiga despues de todo estamos entre mujeres. Pero si la tipa decide salir a una fiesta y vestirse super atrevida para mostrar sus tonificados gluteos o piernas es porque quiere ser el centro de atencion de alguna manera,y no ,no me vengan con el “feminismo” moderno que trata de canalizar de ver a las zorras como inocentes que quieren vestirse como se les de la gana pidiendo respeto, la mujer que quiere respeto sabe ganarselo a su manera y no necesita excusas. No se si se me entendio el mensaje que trato de expresar, pero es mi sincera opinion, ando como quiero dependiendo de con quien cuando y donde y saben respetarme porque me respeto yo misma <3 bye.

  6. sinceramente, de forma muy natural, me he dado cuenta que considero más a las que se visten conservadoramente, quizás en el fono piense que es un indicio que, a parte de la belleza física y sensualidad que toda mujer posee, tienen otros aspectos igual de atractivos, que es lo que al final nos “conquista” como varones.

  7. El recato siempre será algo bueno en una mujer (y por supuesto en un hombre también). Cada uno es libre de vestir como quiere, solo que en ese caso una debe pasar de las críticas y etiquetas porque los demás la juzgarán.
    Personalmente creo que una puede vestir recatadamente y verse a la moda y linda a la vez :)

  8. La se sensualidad o la sexualidad nada tiene que ver con la ropa. Claro que a un chico le alegra la vista una chica que use minifaldas, camisetas provocativas, pero nada más. He conocido chicas que a tu entender pueden considerarse putas por mostrar más de lo que se puede y ser tan sosas que dan ganas de irse. En cambio hay otras que seducen con la mirada, con su aroma, con su forma de caminar sin necesidad de ir vestida como una puta.
    Las segundas me han dado muchas más satisfacciones en la vida que las primeras. Es mi humilde punto de vista.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s